4 Consejos para prolongar el bronceado

Las vacaciones se acaban y se esfuma nuestro bronceado a la velocidad del rayo. Lo que nos cuesta coger un poquito de color y lo rápido que se va, ¿verdad? Parece mentira…

Ese tono doradito tan favorecedor que nos trae el verano, está claro que no nos va a durar todo el año. Pero, no tenemos que renunciar a la primera de cambio a ese bronceado. ¡Te contamos cómo prolongarlo unas semanas más! ¿Suena bien, no?

¿Qué puedes hacer para que te dure más el bronceado?

  • HIDRATA TU PIEL

Es importante hacerlo desde la primera exposición al sol. Y también, por supuesto, seguir haciéndolo después. Lo ideal es que te lo tomes como un paso más en tu rutina de todos los días. Cada mañana al salir de la ducha aplica una buena crema hidratante por todo tu cuerpo. Por la noche, repítelo.

Además de alargar el bronceado, hábitos como este evitan otros “males” como la aparición de estrías, por ejemplo. ¡Todo ventajas para tu cuerpo!

¿Qué crema hidratante puedes usar en verano?

Si tu eres de las que una crema hidratante muy densa le molesta, opta por formulaciones más ligeras como la crema corporal de Radiance C+. Una hidratante ligerísima, pero sin perder su poder de hidratación.

  • ¿QUÉ COMER?

Hay ciertos alimentos que pueden ayudarnos a prolongar el bronceado. No significa que vayas a estar morena durante meses, pero algo notarás. ¡Menos es nada!

Los carotenos y betacarotenos son los encargados de que ese tono dorado dure más. ¿Qué alimentos lo contienen? El tomate y la zanahoria. Ahora ya sabes qué poner siempre en tus ensaladas.

  • AGUA FRÍA, SIEMPRE

Las duchas de agua caliente pueden ser muy relajantes cuando comienza a llegar el frío, pero no se llevan nada bien con nuestra piel. No vamos a negar que a todas nos gusta un buen baño caliente con espuma o quedarnos unos minutos más debajo del chorro de agua caliente. Pero, flaco favor le estamos haciendo a nuestra piel…

El agua caliente deshidrata mucho y esto provoca la aceleración de la pérdida del bronceado y mucha sequedad.

  • UN BUEN EXFOLIANTE, ES LA CLAVE

Un pensamiento muy común es creer que si exfoliamos la piel, perderemos antes el bronceado. Nada más lejos de la realidad, si se usa un exfoliante no agresivo con nuestra piel.

Exfoliando la piel, conseguimos eliminar todas las células muertas sobrantes de la capa más superficial de la piel y así lograremos que los tratamientos posteriores, como la crema hidratante, penetre mejor a todos los niveles.

¿Ya usas exfoliantes habitualmente?

Hydrasense Facial Scrub e Hydrasense Body Scrub, son dos exfoliantes creados a partir de micro-esferas de Bamboo que eliminan la grasa e impurezas de las capas más superficiales de la piel.

bronceado

Arrastran la suciedad de forma delicada y efectiva sin agredir a la piel. Su tensioactivo Co2-Oil limpia en profundidad sin resecar, dejando una piel celularmente renovada.

Después de aplicarlo, la sensación es de piel limpia y suave, con un acabado mate muy favorecedor.

Recuerda la importancia de exfoliar la piel para mantenerla sana y preparada para las cremas que aplicaremos posteriormente. Si tienes dudas sobre en qué orden es debes aplicar tus cosméticos, aquí te dejamos una pequeña guía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *